domingo, abril 29, 2007

Autoayuda

«Es tan fácil como efectivo fingir que se es tonto y despistado. Si adoptamos un aire ausente y un comportamiento disfuncional, añadiendo de vez en cuando una conveniente y tímida sonrisa como de disculpa por nuestra torpeza, estaremos muy cerca de conseguir nuestro objetivo.
[...]
Como queda demostrado, una gran mayoría detesta en secreto (y no tan en secreto) a quienes hacen ostentación de su inteligencia. En cambio, la respuesta ante un individuo que exhiba capacidades manifiestamente inferiores oscilará entre la compasión y la desenfadada impaciencia ("trae, que te ayudo"). Por lo tanto, fingirse moderadamente estúpido puede considerarse un modo óptimo de ganarse la simpatía y la colaboración de aquellas personas cuyo concurso estimemos necesario para lograr nuestros fines.»

(Cómo influir en la gente y llevar el agua a tu molino de forma discreta y políticamente correcta. Fritz D. Makleberger, 1.987)

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hagas lo que hagas jamas sabras que impresion creas en los demas,si finges o eres tu mismo creo que da igual(teoria de Carlos).Todo es un caos.Las relaciones con los demas en la europa desarrollada son una autentica mierda.En EEUU por lo menos hay mantanzas de vez en cuando.No crees?.

Espero impaciente a que llegue el dia en que toda esta pesadilla insufrible termine.

2:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home