miércoles, noviembre 05, 2008

Pues sí, pudieron

Naomi Klein es una periodista canadiense que en el año 2000 escribió un libro para decir que las marcas comerciales hacían cosas malas y que, si pudieran, intentarían que les vendieras tu alma... para luego incorporarle un logotipo y revendértela al doble de su precio. El libro era algo así como un catálogo de actuaciones vergonzosas por parte de las empresas y una recopilación de acciones y movimientos de contestación más o menos interesantes. Es decir, resultaba sorprendente para quienes creyeran que se puede esperar que el capitalismo tenga ética, o que el liberalismo tiene algo que ver con la libertad. Tampoco es que me disgustara cuando lo leí, e incluso puedo decir que me resultó útil para conocer lo que hace la gente de Adbusters, pero recordar ahora que, entonces, algunos quisieron vender el libro como El Capital del siglo XXI resulta hilarante.
El caso es que ahora que algunos parecen pensar que algo va a cambiar porque Barack Obama sea el nuevo presidente de EE.UU. (Barack, colega: nunca, nunca, nunca, le quites la capota al coche presidencial), no está de más leer este artículo de Naomi Klein. Sirva como resumen esta cita:
"He chose as his chief economic adviser Austan Goolsbee, a University of Chicago economist on the left side of a spectrum that stops at the center-right."
Y, como diría Don Manuel, "nn'aynamás quicirsobrstasnto".

1 Comments:

Blogger Lilith said...

Me uno a tu consejo. Barack, ten cuidado, anda....

3:41 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home