martes, junio 27, 2006

Notas

Antes de abandonar la biblioteca, aprovechando que ella había salido a hacer un descanso, le dejó una nota en su puesto de lectura. Decía así:
"Eres preciosa. Tu sonrisa es la más bella y seductora que he visto en mucho tiempo. Gracias por existir."
Un día después, al volver a su mesa tras tomarse un café, encontró sobre su mesa la siguiente nota:
"Eres idiota. Tu manera de hacer las cosas es la más estúpida e infantil que he visto jamás. Anda y que te den."

3 Comments:

Anonymous Machan said...

Personalmente considero que sí que debería ocurrir lo que escribes ahí. Por probar... no necesariamente tiene que ocurrir la segunda parte... no necesariamente tiene porqué enterarse que eres tú... no?

10:35 a. m.  
Blogger Cronista Disperso said...

¡Ma! No me haces ningún bien alentando mis disparatadas ideas. Además, ya es tarde: se acabaron los exámenes y espero que el próximo año no tenga que pisar (obligatoriamente) una biblioteca, más que para irte a buscar...

7:42 p. m.  
Blogger Lilith said...

Personalmente, creo que sería capaz de hacer lo mismo que la chica sonriente...

8:48 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home