viernes, enero 26, 2007

De por qué dejé de leer (con asiduidad) blogs sobre política

En varias ocasiones al mencionar algunas familias se nos decía que eran "fascistas". A la gente le gustaba repetir la palabra "fascista": un poco como hace la gente del campo en nuestro país cuando utiliza algunas expresiones de la ciudad. Quizás el uso de esta palabra se ha extendido tanto porque es como un conjuro que una vez pronunciado exime de explicaciones y justificaciones. Creo que a menudo tanto las personas que fueron ejecutadas por ser fascistas como las que las ejecutaron habrían sido incapaces de explicar, aunque las amenazaran con la pena de muerte u otros castigos, qué era realmente el fascismo. Para quienes matan, esta palabra es como una fosa común donde se arrojan cadáveres, todos juntos y de cualquier manera, después de ejecutarlos. Por desgracia, cada día que pasa ves que esa fosa común es más profunda, más incluso que los precipicios de Sierra Morena. No es difícil suponer que al otro lado de la línea de combate hay otra fosa común, igual de profunda. En este caso la palabra mágica es "comunismo" y su significado preciso es una incógnita para quienes mueren o matan por ello.
Es un fragmento del libro "En la España roja", de Ksawery Pruszynski, periodista polaco que durante la guerra civil española ejerció de reportero en la zona republicana. Lo saqué de un extracto que publicó hace poco el suplemento dominical de un periódico.
Salvando las distancias, la discusión política en este país sigue estando teñida con esos mismos matices cainitas y tribales, además de sostenida en la enciclopédica ignorancia de la mayoría de sus participantes. Para más inri, parece que quienes vuelcan su bilis en blogs políticos tienen a su lado en todo momento un catálogo de falacias... y lo usan del modo incorrecto.
Lo más gracioso (si es que hay algo gracioso en esta situación), es que si de casualidad llegase hasta aquí algún asiduo opinador político de la red, quizás piense que tengo razón, que sus oponentes son así, pero no se verá a sí mismo reflejado. Craso error.
Con este panorama tan poco estimulante en lo intelectual y tan perjudicial para la acidez de estómago, es comprensible (o eso espero) que, desde hace algún tiempo, haya dejado de prestar atención a la "blogosfera" política. Al fin y al cabo, para tener discusiones agrias que no van a ninguna parte, siempre será mejor discutir sobre fútbol, que tiene la gran ventaja de ser un tema por completo irrelevante.

1 Comments:

Blogger La Sin Nombre said...

La blogsfera es bastante más reciente que el mundo previo de internet de las bbs y luego foros.

Había una ley que se puede cosultar en el Jargon, con cualidades casi físicas, deniminada la Ley de Godwin que viene a decir que dado cualquiero hilo de discusión, la probabilidad de que se compare a alguno de los participantes o a sus opiniones con el fascismo y con hitler tiende a uno.

El primero en caer en tamaña tontería, por supuesto, pierde la disusión.

12:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home