lunes, agosto 24, 2009

Transvaloración

En cuatro pasos (1, 2, 3 y 4) llego a este vídeo en youtube, de calidad pésima y contenido alucinante:

Decir a estas alturas que se ha perdido todo sentido del ridículo y que la intimidad es un concepto muerto y enterrado resultaría tan manido como recordar los 15 minutos de fama para todos que vaticinaba Andy Warhol. Pero, aún así, ¿de verdad es posible que unos padres se pongan a dar saltos de alegría porque su hija ha ganado una cierta cantidad de dinero al confesar que se quiso suicidar porque sus padres "no la apoyaban"? Para calidad pésima, la del cerebro de algunos.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Chaos Reigns...

5:16 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home