miércoles, marzo 28, 2007

Aló presidente

En las pasadas vacaciones de navidad pedí un café solo en un bar de Las Palmas de Gran Canaria y me cobraron sesenta céntimos. Me sorprendió tanto, que dejé los otros cuarenta de propina. Al día siguiente, en otro bar, pedí el café con leche y me cobraron el euro entero. No llegué a pedir en ningún lado un "leche y leche" o barraquito, es decir, café con leche natural y leche condensada, pero en Lanzarote uno de estos suele costar un euro, o euro y diez céntimos.
En la cafetería de la Universidad, el café solo o con leche cuesta setenta céntimos, y si es de "comercio justo", setenta y cinco u ochenta céntimos (no lo recuerdo porque no acostumbro a pedir de éste). En los bares de alrededor, la cosa está entre el euro y el euro con veinte céntimos. Si me quiero tomar el café por la zona centro de Madrid, la duda está en si el euro será con diez, veinte, treinta ó cincuenta céntimos, pero no recuerdo que me hayan querido cobrar dos euros en ningún sitio.
Me imagino que al Presidente del Gobierno le preguntarían ayer por cosas mucho más relevantes que el precio de un café, pero hoy nadie habla de otra cosa. No creo que su respuesta sea tan desatinada ya que, como bien dijo Zapatero en pleno arrebato relativista, "depende".
Al menos, la broma ha servido para que los parroquianos de un bar de Antequera tuvieran hoy el café más barato.

1 Comments:

Blogger Charly said...

Me encanta este blog. Para mí, de los mejores en la red. No entiendo muy bien que no haya más comentarios... ¿o en realidad sí? Ya se sabe lo del millón de moscas.

3:56 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home