viernes, mayo 31, 2013

Cómo quedarte paralizado en diez sencillos pasos

1. Analiza tu situación con detenimiento (p.ej. "llevar casi dos años en paro").
2. Imagina posibles salidas* a esta situación (p.ej. "estudiar un máster", "emigrar", "ir a la península durante una temporada a sembrar el curriculum").
3. Elige una de las opciones como la más apropiada (p.ej. "estudiar un máster").
4. Convéncete de las bondades de la opción elegida (p.ej. "hay que apostar por el capital humano para salir de la crisis, ¿verdad?")
5. Piensa, además, en todas las ventajas que tendría, en un nivel puramente personal, el cambio (p.ej. "salir de esta rutina lanzaroteña", "volver a Madrid").
6. Pero deja que, en realidad, te asalten toda clase de dudas sobre la conveniencia de dicho cambio (p.ej. "¿son tus motivaciones las correctas? ¿quiere estudiar o quieres irte de cañas?", "¿qué tiene que ver ese máster con lo que has hecho hasta ahora? ¿otro bandazo más en tu errático curriculum? ¡bravo!", "¿para qué sirve realmente ese máster? ¿te parece buena idea hacer un máster sobre teoría económica en lugar de uno orientado al mundo profesional? ¿acaso vas a hacer el doctorado después? ¿y cuándo exactamente piensas ganar un sueldo otra vez?", etc).
7. Recuerda, también, todo lo que no es aburrimiento en Lanzarote y que perderías al irte (p.ej. "aprender a tocar el clarinete", "ponerte en forma", etc).
8. Deja que aflore cualquier otra duda que pueda aflorar.
9. Cuece a fuego lento y repetitivo, dejando que tu determinación inicial se evapore lentamente y que se forme un engrudo de desconcierto y hastío en el fondo del caldero.
10. Vuelve al primer paso.


*Salidas a tu situación personal, claro está. Tratar de imaginar salidas a la crisis pertenece a "Cómo para perder la cabeza en un único paso".

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home